Skip to main content

Noticias trufbox

¿Se puede congelar la trufa?

La trufa negra es un manjar que sólo podemos degustar fresco unos meses al año así que… ¿Qué podemos hacer para consumir trufa negra durante el resto del año?

Hoy queremos dar respuesta a una de vuestras preguntas más frecuentes sobre la conservación de la Trufa Negra y es…

¿Se puede congelar?

En primer lugar conviene aclarar que no es igual la ultracongelación que se realiza con nitrógeno (la más adecuada para conservar todas las propiedades de la trufa) que la congelación convencional que podemos realizar en casa.

 

La respuesta al gran interrogante es… SÍ. La trufa negra sí que puede ser congelada, si bien es cierto que siempre lo más recomendable es consumirla fresca. No obstante, si hemos decidido a congelarla, para cuidar que la trufa negra no pierda sus propiedades es aconsejable seguir algunos consejos como envolver las trufas de manera individual con papel de aluminio y después introducirlas en las bolsas tradicionales de congelación.

 

Posteriormente, justo en el momento en el que vaya a ser consumida es preferible no descongelarla. En vez de eso se deberá sacar la trufa del congelador, retirar ligeramente su envoltorio y rallar la cantidad deseada directamente sobre el plato. Rápidamente, una vez hayamos terminado de utilizarla la volveremos a guardar en el congelador en el papel de aluminio, pudiendo repetir esta operación cuantas veces sean necesarias hasta terminar la trufa.

 

Esperamos haber resuelto vuestra duda y recordad, cualquier duda, pregunta o comentario… ¡es bienvenido!

¿AÚN NO HAS COMPRADO TU TRUFA?
¿A QUÉ ESPERAS?
TIENDA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR